4 de abril de 2018

El Ejecutivo insiste al Concejo que se encienda el debate por la pirotecnia Volvió a presentar el proyecto para prohibir la venta de cohetes, abriendo el juego para que el cuerpo introduzca los cambios que considere necesarios.

El Departamento Ejecutivo Municipal (DEM) volvió a presentar en el Concejo su proyecto de ordenanza que busca prohibir la comercialización de pirotecnia en territorio local, abriendo el juego para el cuerpo legislativo aplique las modificaciones que considere necesarias.

Si bien la idea inicial que manejaba el intendente Pedretti era intentar que la iniciativa ingresada el año pasado no pierda estado parlamentario, finalmente el camino elegido fue esperar que eso suceda para propiciar nuevamente el tratamiento del tema.

En diálogo con El Roldanense, el mandatario volvió a considerar que el recinto debe definir “por sí o por no” pero que al tratarse de un asunto tan instalado en la discusión pública “a la gente hay que responderle”.

Pedretti también se afirmó en su idea de prohibir la venta y no el uso por las dificultades prácticas que conllevaría el control de utilización por parte de particulares. Desde su punto de vista y tal como se observa en el proyecto oficial, uno de los aspectos claves para encarar el tema es la concientización.

En ese sentido, el intendente remarcó que desde la Municipalidad se empezó a poner en práctica esa perspectiva evitando la explosión de fuegos artificiales, por ejemplo, en los Carnavales. Y del mismo modo procedió la parroquia en las últimas celebraciones por San José.

“Cuando ganamos las elecciones primarias no se tiró pirotecnia, y cuando ganamos las generales hubo dos personas que empezaron y les pedimos que dejen de hacerlo”, abundó el mandatario en referencia al enfoque que se busca implementar desde su espacio político.

De todos modos, Pedretti abrió el juego para que el Concejo “agregue o saque” lo que considere pertinente a la hora de un debate que se vislumbra con resultado incierto: el propio titular del Ejecutivo indicó que ni siquiera en el bloque oficialista hay uniformidad de opiniones respecto al tema.