17 de abril de 2018

En medio de los disturbios, una bala de goma rozó a un agente de Bomberos Integrantes del cuartel trabajaron en un marco caótico para apagar un auto incendiado por vecinos tras el asesinato de Villa Flores.

Una cuadrilla de Bomberos Voluntarios de Roldán debió asistir al caótico escenario desatado este lunes por la noche en Villa Flores para apagar un auto incendiado por vecinos tras el asesinato de Federico Poblete. En ese marco y en medio del tumulto desatado con la Policía, un agente del cuartel fue rozado por una bala.

En diálogo con El Roldanense, voceros de Bomberos indicaron que uno de los seis integrantes del cuerpo que asistieron al lugar de los hechos fue alcanzado, afortunadamente de refilón, por un perdigón de goma que le tocó el brazo. No debió recibir asistencia médica dado que las heridas no fueron de gravedad.

El cuartel de barrio Beaudrix recibió un llamado de alerta pasadas las 22 y llegó hasta la zona del tumulto sin saber lo que verdad ocurría: allegados de Poblete buscaban hacer Justicia por mano propio y en ese afán chocaron con uniformados.

Las mismas fuentes de Bomberos indicaron que hubo serios enfrentamientos entre vecinos y uniformados, estos últimos con balas de goma. Por desgracia, una de ellas estuvo cerca de provocar serias lesiones a un servidor voluntario.

Una vez que lograron apagar el auto que había sido envuelto en llamas, los efectivos se retiraron en su autobomba. Más tarde hubo nuevos llamados al cuartel, pero en diálogo con la Policía se determinó que fueran los agentes de seguridad quienes se encarguen de controlar focos de incendio.