EmpresasLa Ciudad

Trajeron de Venezuela la receta de arepas caseras y anclaron su negocio en Roldán

La crisis del Covid-19 los dejó sin trabajo pero lejos de achicarse, lanzaron un emprendimiento con comida 100% venezolana hecha en la ciudad.

Antonio Coronado llegó a Argentina en el 2017 dispuesto a abrirse camino en un nuevo país. Tras varios meses viviendo en Buenos Aires decidió trasladarse a vivir a Roldán y aunque al principio se desempeñó con pequeñas obras en el rubro de la construcción, al poco tiempo consiguió trabajo en el rubro que verdaderamente le interesaba: la gastronomía.

Luego de dos años en la cocinar en una parrilla local, el establecimiento debió cerrar sus puertas a raíz de la pandemia. Para Antonio fueron meses muy duros hasta que, junto a Pedro Puentes, un amigo suyo que había llegado a la ciudad directo de Venzuela decidieron emprender con un negocio 100% venezolano al que bautizaron con el nombre «Rappi Food Los venezolanos».

«Empezamos a hacer arepas, una comida tradicional de nuestro país, muy rica. Al principio arrancamos con sabores sencillos como jamón y queso o pollo y la verdad que tuvimos una muy buena recepción, la gente nos empezó a encargar», contó Antonio a El Roldanense.

De a poco, los amigos fueron comprándose los materiales que necesitaban y empezaron a trabajar distintas opciones de sabores, para ampliar el menú. Hoy en día ofrecen arepas de gustos como carne y queso, salchicha y queso, chorizo y vegetariana, entre otros. También tienen papas fritas que pueden encargarse con distintos acompañamientos y  trabajan con servicio de delivery.

«Ahora nos mantenemos con este emprendimiento y estamos muy contentos de hacer algo que a la gente le guste, con recetas de nuestro país y toda comida casera. La idea el día de mañana es tener nuestro propio negocio o restaurante para poder ampliar el proyecto, pero hoy en día con la economía está todo muy difícil y no es un buen momento», señaló Antonio.

Lo más pintoresco de esta historia es que Antonio pudo despegar sus dotes culinarias estando en Argentina, ya que según él en Venezuela solo había hecho algunos trabajos cortos en eventos de catering: «En mi país me especialicé en un rubro muy diferente, era bombero y rescatista. Recién estando aquí me dediqué full time a lo que es la comida y le fue agarrando la mano hasta que con mi amigo por fin nos largamos con nuestro propio negocio».