15 de enero de 2016

Max Running: salir a correr por Roldán nunca estuvo tan bueno Entrenamientos con rutinas personalizadas y seguimiento profesional, en barrio Las Tardes y Parque del Bicentenario. Una propuesta abierta al público, de costo accesible y coordinada por un reconocido maratonista local.

Adquirir el hábito de hacer ejercicio, bajar de peso, mejorar el estado general de la salud, tonificar el cuerpo y compartir un momento distendido al aire libre. Todo eso es lo que incluye la propuesta de Max Running, grupo de entrenamiento atlético que, abierto a todo aquel que desee sumarse, desde hace casi medio año funciona en la ciudad y cada vez gana más adeptos.

Se trata de un espacio coordinado por el maratonista local Manuel Vallejos, quien en diálogo con El Roldanense explicó que su modalidad de trabajo consiste en “escuchar cuáles son las necesidades y las expectativas de cada persona que se incorpora para luego armar una rutina personalizada, con un nivel de exigencia acorde a sus posibilidades e intenciones”.

De esa forma, dentro de Max Running funcionan en simultáneo tres grupos diferenciados por sus objetivos: están quienes se preparan para competir en carreras, quienes buscan bajar o controlar el peso corporal y también quienes apuntan a fortalecer principalmente la zona de piernas y glúteos.

La propuesta nació en agosto del año pasado “con la idea de brindarle a la gente la posibilidad de hacer actividad al aire libre con un seguimiento especializado, todo por una cuota más que accesible”, tal como explicó el mismo profe. En aquel primer momento el grupo arrancó con seis personas y en la actualidad ya cuenta con unos treinta miembros de todas las edades.

Con el propósito de que cada persona pueda manejar opciones a la hora de elegir los turnos de ejercicio, los entrenamientos de Max Running se llevan a cabo todos los días de la semana y en diversos puntos de encuentro: lunes, miércoles y viernes se trabaja en el circuito público de barrio Las Tardes; martes y jueves en el Parque del Bicentenario. En todos los casos y al menos hasta que termine el verano, el horario de reunión está fijado para las 20.

En el marco de las sesiones y de acuerdo al cronograma diseñado para cada día, se suceden instancias de trote, caminata, cambios de ritmo, abdominales, flexiones, ejercicios con conos y la correspondiente secuencia de elongación para que al otro día no duelan los músculos.

“Invitamos a toda la gente de la ciudad para que se acerque, que nos conozca, que vea la actitud de equipo que tenemos. Ofrecemos una buena posibilidad para lograr constancia, ya que a veces cuesta sostener en el tiempo el hecho de salir a correr solo, y la actividad física es fundamental para una buena salud”, apuntó Vallejos para convocar a quien desee plegarse a su apuesta por la vida sana.

Por último, el coordinador de Max Running dejó asentado un “sueño” que se plantea para el corto plazo: “Sería hermoso que todo el grupo pueda participar en mayo de la próxima edición de la Maratón Ciudad de Roldán en cualquiera de las categorías que se corran o incluso en la caminata, que este año va a tener gran importancia dentro del evento”.

Aquellas personas que deseen unirse al grupo de entrenamiento o solicitar más información, pueden hacerlo llamando al teléfono (0341) 153 026796.

Casos de éxito

Los efectos positivos que se derivan de la actividad física son conocidos, pero no por ello dejan de sorprender. Ejemplo de ello son dos integrantes de Max Running que en apenas un puñado de meses consiguieron con creces los objetivos que se propusieron: Marcelo se sumó al grupo para bajar de peso y no tardó en adelgazar once kilos. Por su lado, de arranque Marta se sintió atraída por las maratones y ya completó con éxito su primera carrera de cinco kilómetros.

Un profe de lujo y bien roldanense

Manuel Vallejos es sin dudas uno de los principales referentes que tiene la ciudad en lo que refiere a atletismo y maratones: entre los más destacados logros de su trayectoria se destaca un subcampeonato argentino obtenido en la distancia de 21 kilómetros allá por el 2007 y un primer puesto en los 16 kilómetros Cross Country del año 2000 en la santafesina localidad de Rafaela.

Y todas las conquistas del deportista local adquieren un matiz especial al estar signadas por el esfuerzo. En ese sentido, recuerda haber alcanzado podios después de estar hasta último momento buscando la manera de afrontar los costos de viaje que implicaba cada carrera. También resulta impresionante saber que supo amalgamar trabajo con ejercicio mientras formó parte del plantel de Resicom, empresa que tenía a su cargo la recolección de residuos en el municipio. “Era el entrenamiento perfecto”, recuerda sobre aquellas instancias.

Pero por sobre todas las cosas, Vallejos es un apasionado por correr y asegura que lo más importante de la actividad que lo tiene como protagonista “pasa por los valores que deja, empezando por el respeto por los demás y por uno mismo”.

Alejado desde hace algunos años de la competencia oficial por una lesión que lo tuvo a maltraer, el atleta local asegura que está listo para volver al circuito y se entusiasma por estar ingresando, a punto de cumplir 31 años, en la edad que se considera ideal tanto en lo físico como en lo emocional para encarar las maratones.

Al margen de coordinar Max Running, espacio en el que él mismo se prepara para su retorno a las pistas, Vallejos es el titular de la Escuela Municipal de Atletismo en la que desde hace ya tres años se entrenan, con fines más bien recreativos, chicos de todos los barrios de la ciudad sin tener que pagar un peso. Y también lleva adelante un grupo de categoría Cadetes al cual llamó Max Running Juniors y en el cual ya empiezan a despuntar jóvenes talentos de la maratón, entre quienes el profe destaca a la roldanense Giuliana Bazán y al funense Alan Almirón, de impresionantes logros.