La Ciudad

Libres del Sur vuelve a la carga con su proyecto para crear un Área de Género en Roldán

El proyecto ya había sido presentado en marzo del año pasado y ahora desde la agrupación volvieron a ponerlo en agenda.

“Es evidente la necesidad de implementar políticas públicas locales de promoción de derechos, prevención de la violencia machista, y acompañamiento a las víctimas”, manifestó el referente local de la agrupación Libres del Sur Martín Brudny, quien suena como uno de los posibles precandidatos a concejal.

En ese sentido, Brudny sostuvo que en Roldán, la Oficina de Protección a la Víctima de Violencia Familiar “cuenta con dos profesionales que atienden dos veces por semana, en horario matutino (el resto de los días laborables atiende personal no profesional), y atiende a las víctimas de “violencia familiar”, es decir que puede tratarse de niñez, adultos mayores, mujeres” antes de manifestar la necesidad de la creación de un Área de Género en la ciudad, proyecto que ya habían presentado el año pasado.

En su momento, el propio intendente José Pedretti había salido a defender el trabajo que se hacía en el ámbito municipal al respecto, aclarando que se atendían numerosos casos.

“La especificidad que requiere el abordaje de la violencia machista y las cifras trágicas que nos aporta el Observatorio MuMaLá de 15 femicidios (más otros 7 en investigación) en menos de 30 días transcurridos este año, nos demuestran la imperiosa necesidad de creación de un Área de Género que esté a la altura de las necesidades de una población que supera la mitad del total, y que hoy por hoy no cuenta con la atención adecuada”, sumó Brudny.

Asimismo, el referente de Libres del Sur recordó que “existen convenios posibles con el Estado provincial para incorporar profesionales que puedan llevar adelante esa tarea, sin una erogación significativa por parte de la Municipalidad. Amén de la posibilidad de contar con la infraestuctura de protección de víctimas existente a nivel provincial, que actualmente no es siquiera tenida en cuenta por las autoridades locales”.

“Considerando que la tipificación de los femicidios como tales, mayoritariamente, implica que se produjeron denuncias de violencia previas, el acompañamiento a las víctimas y su protección posterior resulta imprescindible e impostergable”, concluyó.